ENTREGAMOS LA ATENCIÓN GES QUE NUESTROS CLIENTES NECESITAN

“Ocupé GES en mi isapre y los plazos de mi tratamiento fueron oportunos y mi cobertura transparente”

 

Ingrid Villalobos, casada, madre de cuatro hijos y trabajadora de una empresa de la construcción, desde hace dos años que conoce perfectamente cómo funcionan y lo necesarias que son las Garantías Expliciticas de Salud (GES). En julio de 2014 activó esta cobertura especial antes de tomarse los exámenes preventivos que le arrojaron cáncer de mama. “La enfermera de Clínica Bicentenario y los ejecutivos de Consalud me ayudaron a activar esta cobertura. Ha sido muy importante este apoyo administrativo porque me han asesorado durante todo el proceso”, explica.

 

A dos años de activar su GES, su balance es muy positivo. “GES es aliviador. Uno puede acceder a tratamientos médicos a un muy bajo costo. Yo ocupé todas las canastas de GES en mi isapre y los plazos de mi tratamiento fueron oportunos y mi cobertura fue transparente”, destaca. Asimismo, es enfática en decir lo importante que puede ser este medio de apoyo financiero para personas que de otra forma no podrían atenderse de manera oportuna: “Hay exámenes que son carísimos y que un trabajador que gana 400 mil o 500 mil pesos no puede pagar, pero que sí puede acceder a través de GES”.

 

El GES en su isapre

Ingrid conocía algo del GES antes de usarlo, ya que su mamá lo había activado previamente para tratar una enfermedad en el servicio público. Pese a haber usado ambas el mismo beneficio, explica que los servicios recibidos fueron muy diferentes.“El GES al que yo accedí es muy distinto al del servicio público, en el que se trató mi mamá. Esto, porque la parte administrativa influye mucho; mientras a mí me tomaba a lo más una semana agendar una hora a médico o hacerme exámenes, mi mamá a veces se demoraba hasta 90 días”, cuenta.

 

Gracias a que su experiencia personal con el GES no fue solo una inscripción, sino un proceso de asesoría, hoy conoce muy bien cómo funciona su garantía de salud, los beneficios con los que cuenta y los procesos que debe seguir. “Me encontré con personas que me ayudaron a usar GES, que me explicaron las etapas y las coberturas. Mi GES me ha servido mucho, pero para que sirva debe ser acompañado de una administración que incluya a personas que te enseñen a usarlo, como me pasó a mí en Consalud”, dice.

 

 

El valor de la solidaridad de GES

Asimismo, cuenta que antes de activar su GES no tenía claro que se trata de un beneficio que se basa en el aporte solidario que hacen todas las personas del sistema. “Antes de enfermarme, no sabía que esto funciona como un fondo común, que GES es una garantía que todos podemos ocupar en algún momento”. Sobre cómo funciona este sistema, afirma que “si otros ocupan el beneficio al que yo aporto me parece perfecto, porque uno no sabe que le puede deparar el futuro. Yo fui sana mucho tiempo hasta que me llegó este disco pare del cáncer”, sostiene.

 
 

 

Para conocer más sobre la gestión GES de Isapre Consalud, te invitamos a revisar la siguiente información AQUÍ